Descubre cómo preparar sushi en casa

Sushi de pollo

Se lo complicado que parece este plato, pero te prometo que no es nada difícil, y que si eres un poco diestro en la cocina, te saldrá bien.

Y antes de lo que piensas, podrás hacer tu propio sushi profesional en casa con tus ingredientes favoritos. Porque el sushi realmente sólo necesita arroz. Todo lo demás puede ser modificado según tus gustos.

Sushi de pollo

Este sushi está relleno de pepino, aguacate y pollo picante. Los ingredientes se envuelven en una capa de algas, arroz y furikake (un aderezo del arroz). La comida perfecta para impresionar a tu familia y amigos.

Hay que empezar ordenadamente, preparando todos los ingredientes. El pepino hay que cortarlo en tiras muy finas, al igual que el aguacate.

Cocina el arroz, prepara el pollo y corta el alga por la mitad. Si no tienes todos los ingredientes preparados, vas a perder el tiempo yendo para un lado y para el otro. Al tener todos los ingredientes listos antes de empezar, todo lo que tienes que hacer es cogerlos y utilizarlos.

El arroz recomiendo utilizarlo de grano corto porque resulta más pegajoso que las demás variedades. Si no tenéis a mano arroz para sushi, utilizad uno que se le parezca. Asegúrate de enjuagar el arroz varias veces antes de cocerlo. Y de mojarte las manos para manipularlo, pues sino se te pegará en las manos al trabajar con el.

Una vez que el arroz está esparcido, espolvoreamos el condimento encima. Tu decides cuanta cantidad utilizar según tus gustos. Tradicionalmente, se utilizan semillas de sésamo tostado. Pero puedes utilizar un sazonado que viene ya preparado.

Lo más complicado es colocar todos los ingredientes correctamente y enrollarlos de manera que no se salgan ni se rompa. Con la ayuda de una esterilla lo puedes hacer mejor.

Es un maki invertido, así que el arroz va a estar a la vista, y el alga dentro. Disfruta de la receta.

Ingredientes

Para el pollo:

Para el sushi:

Indicaciones

Mezcla el pollo desmenuzado con la mayonesa y la salsa picante hasta formar una pasta uniforme. Resérvalo.

Corta la alga nori por la mitad y colócala sobre una esterilla de bambú.

Coge aproximadamente 1/4 de taza de arroz caliente con la mano y distribúyelo por la hoja de alga hasta cubrirlo por completo. Puedes mojarte las manos para evitar que el arroz se te pegue en la mano.

Distribuye el arroz en una capa fina y uniforme. Esparce el aderezo para el arroz por encima.

Ahora, dale la vuelta al alga para que quede hacia arriba y el arroz esté boca abajo.

Coloca en un lado aproximadamente 3 cucharadas de la mezcla de pollo en una capa delgada. Añade las tiras de pepino y el aguacate.

Una vez que ya están colocados todos los ingredientes, enróllalos con cuidado empezando por un lado hasta que estén envueltos.

El lado del arroz debe estar en el exterior ahora. Envuelve el rollo con la estera de bambú y aprieta suavemente dándole forma redonda. Esto ayuda a fijar el arroz y alisa cualquier área donde el arroz podría empezar a caerse.

Coge un cuchillo afilado de sierra y parte el rollo por la mitad. No aprietes el rollo ya que podría romperse. Ahora pártelo en cuartos y, si es posible, en octavos.

Sirve el sushi con salsa de soja, jengibre conservado en vinagre o wasabi.